Que tareas puede desempeñar una empleada de hogar en régimen interno

Las funciones que tiene una empleada de hogar en régimen interno, pueden ser muy diversas, ya que siempre depende de las necesidades que tiene la familia o el usuario del servicio.

En algunas ocasiones la familia requiere que los servicios prestados sean exclusivamente para llevar las tareas domésticas y elaboración de comidas, ampliándolo con un apoyo en el cuidado de niños o mayores, en otras que únicamente su dedicación sea para el cuidado de un enfermo, con lo que también puede ser necesario que el trabajador tenga una formación específica para realizar dichas funciones.

 Empleada de Hogar en Régimen Interno

Cuando se necesita una empleada del hogar interna para la organización doméstica de la casa es importante que tengan experiencia en poner lavadoras, tender, planchar, limpieza de ventanas, persianas, hacer camas, cocinar, realizar compras y gestiones, atención de mascotas, etc., y si fuera necesario hacerse cargo del apoyo y atención de personas mayores así como de su aseo o apoyo en sus necesidades.

empleada hogar interna

Lo mismo ocurriría en caso de haber niños en la familia, en estos casos las funciones de la empleada de hogar serían, aseo personal al levantar, llevar y recoger del colegio a los pequeños, preparar almuerzos y meriendas, bañarlos, entrega de comida o cena, así como estar a su cuidado y jugando con ellos. Estas funciones se amplían con tareas de limpieza y organización doméstica cuando los niños están en la escuela.

Al tratarse de una trabajadora con disponibilidad total para atender las necesidades de la familia, con el tiempo se convierte en la mayoría de ocasiones en una integrante más, ya que además de su trabajo realizando tareas para la casa, se crea un vínculo muy fuerte con todos los miembros que conviven en el domicilio.

Forma parte de sus derechos disponer de habitación propia, donde pueda retirarse en sus horas de descanso, ya que aunque es un trabajo donde pernocta no significa que tenga que estar trabajando 24 h. Este tipo de trabajos requieren por parte de la empleada de hogar de mucho sacrificio pues tienen que adaptarse a convivir con una familia aceptando sus normas y costumbres que pueden no coincidir con las suyas personales.

 Tareas de una empleada de Hogar

Si es cierto que para la trabajadora existe un ahorro económico ya que no tiene coste de vivienda, suministros, alimentación, desplazamientos laborales, etc., también para la familia existe un ahorro importante pues dispone de una ayuda completa con una sola persona, evitándose la contratación de varios trabajadores que realicen turnos en diferentes horarios.

Resumiendo esta forma de contratar puede ser muy interesante para la familia y el trabajador.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *