Alimentacion para enfermos con demencia

Los enfermos con algún tipo de demencia, suelen tener muchos problemas para alimentarse correctamente,  originados por una pérdida de los sentidos del gusto y el olfato que determina que la comida no les sea tan deseada como antes.

En otras ocasiones por dificultades con la deglución o capacidad para tragar los alimentos.

Para suplir estas deficiencias tendremos que tener en cuenta los siguientes consideraciones:

CONSEJOS PARA UNA ADECUADA ALIMENTACIÓN DE  ENFERMOS CON DEMENCIA

– Hay que proporcionarles líquidos que contengan los nutrientes más adecuados : Lo que nos permitirá evitar la deshidratación y nos puede ayudar a suministrarles vitaminas y minerales

. Todos los zumos han de ser siempre naturales evitando los industriales azucarados o los néctares.

Los zumos de vegetales, tanto de verduras y hortalizas, como los zumos de fruta, resultan los más adecuados.

– Alimentos sencillos pero de alto poder nutricional: La elaboración de comidas fáciles de masticar y tragar y de alto valor nutricional son las más importantes. Entre los alimentos destacados podríamos considerar, por ejemplo, los plátanos, que contienen mucha energía concentrada en poca materia, no manchan y resultan fáciles de masticar. El queso de leche de soja o tofu, resulta un buen alimento para proporcionar proteínas fáciles de ingerir. El aguacate puede ofrecerles grasa vegetal de muy alta calidad.

También se pueden realizar cremas con verduras y añadir alimentos con proteínas tales como (pechuga de pollo, quesitos, merluza, etc…) que permitan en un solo plato obtener una alimentación completa.

ALIMENTACIÓN DE ENFERMOS CON DEMENCIA

– Que las comidas que sean fáciles de manipular: Preparar comidas sencillas que no proporcionen dudas o confusiones a una mente poco lúcida. Reduciendo a pocas opciones que no le obliguen a tener que decidir.

Por otra parte es importante facilitar los alimentos en pedazos con tamaño apto y texturas adecuadas para que resulte sencillo el poder comerlos sin dificultad. Eso implica que no sean demasiado duros, ni líquidos, que ayuden a evitar atragantamientos. Estofados bien cocidos, cremas de verduras con legumbres y proteínas, compotas, natillas o flanes pueden resultar muy útiles.

También ayudará a mantener su autonomía personal a la hora de comer, el poder ofrecerle una serie de utensilios y complementos de mesa adaptados para este tipo de enfermos.

– Mantener un ambiente adecuado: Es importante no distraer la atención de estos enfermos mentales con otro tipo de actividades que no sean propiamente la comida. Evitar tener la TV encendida, así como ruidos o conversaciones demasiado elevadas para que no distraigan su atención.

ALIMENTOS ADECUADOS PARA LA DEMENCIA

Entre los alimentos adecuados para este tipo de enfermos tenemos los siguientes:

– Alimentos antioxidantes: Todos los alimentos que ayuden a evitar la degeneración neuronal. Entre estos mencionaremos especialmente:

Alimentos ricos en vitamina C: Destacan los cítricos ( naranjas, limones, pomelos, etc.), las coliflores, los rábanos, las coles de Bruselas, las espinacas , los plátanos, las manzanas, los melones, las sandías, las zanahorias, kiwi, las piñas, las peras, las papayas, la cebada, los ajos, las moras, el apio, los guisantes, las fresas, la uva, el apio, los higos, las habas, las achicorias, los arándanos, las patatas, el aguacate, la soja, las chirimoyas, los mangos, las granadas, el coco, etc. Evitar el consumo continuo en los que puedan alterar sus deposiciones, tales como el coco, kiwi, apio, zanahorias…

– Alimentos ricos en vitamina B: Los alimentos del grupo de la vitamina B tienen un efecto positivo sobre el sistema nervioso en general.

– Alimentos ricos en ácidos grasos esenciales: Este tipo de grasas resulta necesario para el buen funcionamiento de las neuronas, especialmente en los que se refiere a la transmisión de los impulsos nerviosos. Los aceites de soja, de girasol o el pescado azul serían alimentos muy convenientes

– Alimentos para combatir la depresión, o el insomnio, síntomas habituales en los enfermos mentales. Además de muchos de los  antes descritos añadiremos (legumbres, habas, brotes de soja, frutos secos, higos, calabaza, etc…

 

ALIMENTOS NO ADECUADOS PARA LA DEMENCIA

– Estimulantes: El café, las colas o los alimentos que contienen cafeína producen una sobreestimulación del sistema nervioso y no resultan adecuados para este tipo de enfermos.

– Los alimentos azucarados:Igualmente los dulces, pasteles o cualquier tipo de alimento demasiado rico en azúcar refinado produce un aumento de azúcar que puede intranquilizar a estos enfermos.

– El alcohol: Además de constituir un fuerte depresor del sistema nervioso, el alcohol reduce la capacidad de las neuronas al disminuir los impulsos nerviosos entre ellas, lo que empeora esta enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *