Cuidar a familiares enfermos incrementa la vida de los cuidadores

Al contrario de la creencia general de que cuidar a personas mayores y familiares enfermos resiente la salud de ambas partes, por las exigencias que esto supone, si los cuidados se dan de forma voluntaria, bajo niveles soportables y a personas que suelen ser agradecidas por ello, este hecho permite que se mejore la salud y se duren más años. Así lo dice un estudio de la  Universidad Johns Hopkins.

cuidar enfermos alarga vidaTras haber  analizado a 3500 personas que cuidaban a un familiar con enfermedad crónica o discapacidad y la misma cantidad de personas que no lo hacían, todas con más de 45 años de edad, la principal conclusión de este estudio se centró en que el hecho de cuidar a un familiar redujo en un 18% el riesgo de muerte durante los 6 años de duración de la investigación.

En muchos casos, las personas mejoraban su autoestima porque recibían reconocimiento y gratitud por parte de los familiares a los que cuidaban, algo muy distinto a lo que se decía en otros estudios relacionado con un aumento en las tasas de mortalidad y niveles de estrés. De ahí la importancia del estudio, para demostrar que cuidar familiares no aumenta la mortalidad, y si se cumplen los requisitos antes indicados incluso es beneficioso para ambas partes. Por supuesto, para ello, hay que saber controlar o evitar el estrés.

Cuidar a los familiares es una labor que puede tener muchas satisfacciones y beneficios. ¿Cómo podemos hacer para maximizarlos?

  • Una de las principales razones que pueden alegar las personas que cuidan a familiares es que no pueden con toda esa carga, o que no saben hacer ciertas cosas o falta de tiempo. Todo esto puede solventarse contratando a una persona que, por horas, a jornada parcial o completa, asuma presten ayuda a ancianos o personas enfermas.
  • El estrés se puede combatir con herramientas de control del estrés. Y además con la ayuda de técnicos sanitarios, especializados en el cuidado de personas enfermas o mayores, que se encarguen de las labores que resultan más duras o difíciles de realizar por parte de las personas que quieren hacerse cargo de los enfermos o ancianos; dejando así las labores más sencillas y satisfactorias para los familiares.

Afortunadamente, a día de hoy cuidar a personas mayores o familiares enfermos no tiene por qué ser sinónimo de destrozar o tener que paralizar una vida porque se puede recurrir a profesionales que suministren ayuda a ancianos y personas mayores colaborando con sus cuidadores oficiales.

Por otro lado, los familiares que consideran que pueden realizar todo ellos mismos pueden recurrir a técnicos sanitarios solo en momentos muy puntuales en que, por cualquier cosa, requieran de sus servicios, y en ocasiones solo para ayudarles a sobrellevar esos primeros días de cuidados. Incluso, hay familiares que lo único que necesitan es una persona que se encargue de algunas labores del hogar para poder dedicarse plenamente a sus familiares ¡y a lo que quieran!

1 opinión en “Cuidar a familiares enfermos incrementa la vida de los cuidadores”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *